El porcentaje de la población mundial que manifiesta su lateralidad como zurdo es, aproximadamente, entre el 10 y el 15% (mayor porcentaje entre hombres que mujeres)

Ser zurdo significa que nuestro hemisferio cerebral dominante es el derecho. Como las vías entre cerebro y dominancias corporales van cruzadas, el zurdo es más ágil con su lado izquierdo del cuerpo (ojo, oído, mano y pie).

Esta dominancia cerebral derecha dota a la persona zurda de unas características en términos generales tales como ser más creativos, emocionales, tendencia por la música y carreras artísticas…
No obstante, si no se le hace un acompañamiento como es debido en el entorno escolar, también se dan porcentajes más elevados de padecer dislexia, hiperactividad y otras etiquetas de esta índole entre los niños zurdos.

El hecho de lateralizarse como zurdo tiene un componente genético importante. Si uno de los padres es zurdo, tiene muchas más posibilidades de lateralizarse como zurdo que si los dos padres son diestros. Cuanta mayor impregnación genética zurda herede el niño, más fácil le resultará adaptarse a este mundo de diestros. Es decir, es mejor que se lateralice como un zurdo puro que el hecho de lateralizarse como zurdo, pero sin tener muy claras las dominancias corporales.

Como vivimos en un mundo social hecho para los diestros, la persona (en este caso nos dirigiremos al niño), el niño zurdo tiene que adaptarse al mundo de los diestros en multitud de detalles que muchas veces pasamos por alto. Por ello, es muy importante que tanto los padres como los profesores estén atentos al acompañamiento en este proceso de adaptación del niño zurdo al mundo escolar diestro.

Aquí os dejo los 6 tips más importantes para ayudarle a un niño zurdo en el proceso de la lectoescritura y entorno escolar.

1. MATERIAL ESPECÍFICO a disposición del niño zurdo, tanto en casa como en el colegio.

  • Lápices y bolígrafos STABILO EASY START para zurdos… Suelen tener agarre ergonómico triangular, que favorece un agarre correcto del lápiz o bolígrafo.
  • Sacapuntas STABILO para zurdos
  • Tijeras específicas para zurdos. Gran variedad.
  • Cambiar las opciones en el ratón del ordenador, para cambiar las funciones de los botones del ordenador para uso de un zurdo.

2. ERGONOMÍA VISUAL Y POSTURAL

  • Atención al compañero de pupitre, si están por parejas. El niño zurdo necesita un espacio que puede “chocar” con el brazo del compañero diestro al escribir. Por ello, intentar colocarlos de forma que cada uno disponga de un espacio sin límite para escribir adecuadamente, tal y como se indica en la imagen inferior.
  • Lo ideal sería que fueran variando de puesto en la clase. Para favorecer que todos los niños roten en un orden y estén delante, detrás, en el centro y en los extremos, se recomienda rotar como si fuera el símbolo del infinito.
  • Ayudarle y recordarle que la mano derecha sirve de apoyo y acompañamiento en el proceso escritor, sujetando el papel para que no se mueva.
  • Cuidado con sujetar el bolígrafo demasiado bajo, ya que impide ver lo que va escribiendo y obliga a mirarlo monocularmente con un solo ojo, favoreciendo una posible lateralidad cruzada.
  • Cuidado con las sillas con mesa plegable incorporada en niños-adolescentes más mayores, porque es tremendamente incómodo escribir si no tienes el apoyo de la mesa en tu lado dominante.

3. TRABAJAR ESPECIALMENTE EL SENTIDO DIRECCIONAL DEL DIESTRO.

Para un niño zurdo su sentido direccional natural al ordenar objetos o conceptos será de derecha a izquierda y de abajo a arriba. Totalmente al contrario que un diestro. Es decir, si no se adaptan al sentido direccional del diestro, el zurdo naturalmente leería los conceptos al revés, un 45 leído como zurdo sería un 54 y su tendencia sería a escribir primero el 5 y luego el 4. Este trabajo de adaptación al sentido direccional diestro es de lo más importante en el comienzo de la lectoescritura. Así evitaremos inversiones tanto lectoras como escritoras y posibles etiquetas erróneas como dislexia, por ejemplo.

¿Y cómo se trabaja ese sentido direccional? Adaptaremos el material según el nivel y edad de cada niño, pero básicamente se trata de ordenar conceptos de izquierda a derecha:

  • Podemos empezar haciendo series sencillas con material manipulativo (garbanzos, piedras, gomets…) y después pasar a series más complicadas escribiéndolas o dibujándolas.
  • Luego puede ordenar conceptos tales como los días de la semana, historias secuenciales, números, letras…pero siempre atendiendo al sentido de izquierda a derecha. Deberá verbalizar oralmente cuál ha colocado el primero y cuál el último, para estar completamente seguros de que la direccionalidad lectora es la correcta.
  • Leer sílabas, números, palabras de izquierda a derecha, realizando a su vez, ejercicios de motilidad ocular.
  • También deberá realizar un trabajo de pre-escritura de grafomotricidad de izquierda a derecha y de arriba abajo. Un niño zurdo naturalmente realizará el dibujo en la zona derecha y baja del folio, mientras que un diestro lo hará en la parte superior izquierda.

4. TRABAJO PRE-ESCRITOR de la pinza escribana con manualidades de psicomotricidad fina.

5. APOYARLE EN ESTE PROCESO EMOCIONAL, dándole ejemplos de su entorno familiar y social de personas zurdas y apoyándole en esa característica “diferente” frente a sus amigos del colegio, pero sin hacerlo sentir diferente.

6. Y, POR SUPUESTO, ¡NUNCA MARCARLO COMO LENTO O TORPE!

Si quieres recoger más ideas, puedes visitar mi Pinterest: Ikusi Lateralidad Elena.

¡Con estas ideas y muchas más trabajamos en Ikusi Lateralidad, siempre con material manipulativo y movimiento como base para un buen aprendizaje!

Ábreme y hablamos
1
Hola!

Soy Elena! ¿Quieres preguntarme algo sobre tu peque? ¡Estaré encantada de poder ayudarte!