Mamá, ¿Hoy qué me toca?  Aprender la noción del tiempo (y del espacio) es una habilidad totalmente ligada a la lateralidad infantil. El tiempo es un concepto abstracto y muy complejo de adquirir por los niños.

Cuando la lateralidad no está bien definida, uno de los síntomas principales en los peques es la dificultad para integrar correctamente el espacio y el tiempo.

En esta entrada quiero centrarme más concretamente en la adquisición del paso del tiempo (aunque espacio y tiempo van unidas de la mano). Ahora que estamos comenzando el 2019 es una oportunidad única para comenzar a trabajar este concepto con nuestros peques en casa y en el colegio.

Antes de meternos de lleno en nuestra experiencia práctica y personal, empecemos con un poquito de teoría.

Tener una buena organización lateral permite acceder a unas coordenadas espacio-temporales con puntos de referencia claros. Esto es, el niño/a distingue las coordenadas espaciales derecha/izquierda, arriba/abajo, delante/detrás… Y es capaz de centrarse en el tiempo (saber qué día es, qué significa ayer/hoy/mañana, contar un suceso con cierta coherencia en el tiempo, secuenciar ordenadamente los días de la semana…)

El espacio y el tiempo son dos coordenadas básicas en el auto concepto del YO. El YO se ubica en un espacio (corporal y geográfico) y en el tiempo de nuestra biografía (experiencias pasadas, presentes y futuras). Esto les aporta a los peques una autoconfianza y maduración del control de su propia persona y del entorno de gran importancia para dotarles de seguridad, ritmos y rutinas. Y los niños necesitan de estas rutinas para sentirse seguros. Es decir, necesitan saber qué vamos a comer al mediodía, qué vamos a hacer a la tarde, qué día de la semana es para saber si me toca X actividad, en qué estación del año vivimos, cuántos meses faltan para mi cumpleaños…. Y así un largo etcétera del que seguro muchas os habéis sentido identificadas, ¿A que sí?

Y de esta manera podrá acceder al aprendizaje de los códigos escritos de forma fluida y sin trabas, ya que sabrá cómo enfrentarse a la p/b/d/q, a la secuenciación de series… y tantos otros conceptos del aprendizaje escolar que están íntimamente relacionados con una buena definición lateral.

Estos conceptos empiezan a incorporarse entre los 5 y los 7 años. En gran parte depende del nivel madurativo de cada niño/a y del nivel de desarrollo motor pre lateral.

Bueno, al grano… ¿Y cómo empezamos? Observaremos que el peque siente curiosidad por el paso de los días, por qué día de la semana es, situar su cumpleaños en el calendario…Y entonces será el momento oportuno de comenzar a trabajar este tema.

A continuación, os relato nuestra experiencia familiar. Cada familia deberá adaptarla en particular según sus necesidades.

En casa, a partir de los 3 años y medio hicimos para nuestra hija mayor un calendario semanal muy sencillo, con los personajes de la patrulla canina, que en ese momento era lo que le encantaba (y me venía genial porque con Ryder eran 7)

Como podréis observar, ha sido manipulado un sinfín de ocasiones. Hasta hace bien poco cuando le decía “miércoles”, a veces me preguntaba “¿Y qué día de la patrulla es?”. Y yo le contestaba: “Rubble” …” Ah, vale”- Contestaba ella quedándose tranquila.

Si os fijáis, he pintado en distinto color de fondo los días laborales y los fines de semanas, para que también pudiera centrarlo así. Entre los 4 y los 5-6 años sólo hemos trabajado el día que tenía colchonetas, la diferenciación de los dos días sin ir al colegio y poco más. Pero de esta manera, ella iba adquiriendo el concepto de la semana y nos preguntaba a menudo: “¿Hoy es Sky?” “Mamá, ¿el lunes qué día de la patrulla es?”

Hasta ahora para mí lo importante era que fuera adquiriendo el ritmo del día a día, qué días son “de ikas” y qué días son fines de semana sin las prisas del “vengaaa, que no llegamossssss”. Me daba igual llamar al miércoles “Rubble”, “asteazkena” o “color rojo”. El concepto semántico de lunes-Friday-Osteguna llegará después.

Ya desde el año pasado, cuando la mayor estaba en el aula de 5 años, tenemos en la cocina nuestro calendario lineal Montessori.

En el mercado existen varios tipos de calendarios. Están los de pared de toda la vida (con numeración del 1 al 31), los calendarios Wardolf basados en el círculo, el calendario de perlas Montessori o esta adaptación del calendario lineal Montessori. Es un tipo de calendario que representa visualmente un año completo, lo cual permite al niño/a tener la sensación global de “ver” lo que significa un año completo y poder trabajar la secuenciación ordenada de izquierda a derecha.

En los días especiales tenemos colgadas unas etiquetas con los cumples, el día de Navidad…etc. Y cuando vienen períodos vacacionales les pongo un podo de washi tape en esos días, para que se hagan a la idea de si viene un puente o dos semanas de fiesta sin ir al colegio.

Como veis en la foto, tenemos el calendario lineal Montessori, combinado con el semanal de la patrulla, para mi hija pequeña de 4 años. Y le horario en mayúsculas de Aroa, la de 6 años. Así ella misma puede leer lo que le toca cada día en la ikastola.

No somos muy metódicos en lo de poner diariamente qué día es y ese tipo de rutinas. Me gusta más la espontaneidad de las peques. Cuando necesitan centrar un acontecimiento futuro (llega un cumple familiar o un cambio de fecha muy marcado, por ejemplo), entonces recurrimos al calendario y lo centramos. Como lo tienen en la cocina a su altura, casi siempre que estamos comiendo surge alguna conversación referida al calendario y sus acontecimientos. Hoy por ejemplo me han recordado lo poco que queda para mi cumple…jejeje.

En su día, mi querido quesito también fabricó un calendario Wardolf. Es muy bonito y también me gusta la manera de trabajar el concepto temporal.

Pero nuestra experiencia fue que es demasiado atractivo para las peques como para dejarlo quieto todo el día y lo utilizaban para el juego desestructurado… Con lo cual la mitad de los botones se han perdido y el calendario no aguanta un día entero con el mismo número de botones en la rueda.

Os dejo un pdf (en castellano y en euskera) para que lo podáis descargar y poner en las paredes de vuestras casas o colegios. ¡Ya veréis cómo les encanta a los enanos de la casa!

Calendario Montessori

Montessori Egutegia

Y ya sabéis, si tenéis cualquier duda, estoy a vuestra disposición!!

Un beso enorme y disfrutad de vuestros pequeños!

Pin It on Pinterest

Share This