Antetodo quiero dar muchísimas gracias a todas las personas que estuvisteis el domingo en la charla sobre Lateralidad y muchísimas gracias a Besartean por organizarla en un local tan agradable. Y a todas aquellas personas que no pudieron acudir y me transmitieron sus mensajes positivos.

La verdad es que la sala estuvo a tope y no quedaron sillas vacías. Parece que el tema resultó interesante y la gente salió muy contenta. Penita de no tener más tiempo para resolver más dudas…

Quise dejar varios conceptos bien claros. Uno de ellos fue recalcar la importancia de asentar una buena base psicomotriz para que la lateralidad se establezca de forma eficaz y firme, sin que el entorno externo pueda influir de forma negativa. Para que esta base psicomotriz sea sólida, necesitamos que el bebé vaya pasando adecuadamente por todos los hitos o etapas del desarrollo a la vez que va integrando sus reflejos primitivos. Esto es, que voltee hacia ambos lados, que se arrastre, que gatee de forma correcta (ya que recordad!! SOLO EXISTE UN GATEO CORRECTO!), que domine el caminar, el salto con pies juntos, a la pata coja, la carrera….

Y esto es muy importante ya que…

También quise remarcar que la sintomatología y las compensaciones que busca cada niño ante una alteración de lateralidad viene determinada por esa base psicomotriz y la estimulación que haya recibido ese cuerpo calloso, es decir, que haya activado correctamente el movimiento contralateral, que cruce de línea media (tanto en el espacio físico y corporal como en el plano gráfico del papel). Es decir, si tiene herramientas y un cuerpo calloso activo puede superarlas sin problemas. Pero si sus conexiones neuronales no van por autopistas sino por carreteras con baches pues la información irá más lenta y serán niños de aprendizaje lento.

Intenté que nos pusiéramos en el papel de un niño que comienza con la lectoescritura y las matemáticas sin estar preparado para ello a nivel madurativo y lo que pasa cuando vamos echando síntomas a la mochila, síntomas que van inter-relacionados unos con otros hasta terminar en la dichosa frase “fracaso escolar” y todas las etiquetas que todos conocemos.

También hablé un poquito sobre el maravilloso mundo de los zurdos y ese sentido direccional y pasé a tratar el tema de la prevención y la forma de tratamiento que hago en Ikusi Lateralidad, con todas aquellas metodologías que emplean el movimiento para acceder a todas aquellas habilidades que queremos mejorar. 

Y sobretodo, sobretodo, sobretodo……remarcar la tremenda importancia que tienen los cursos de 3º de Infantil y 1º de Primaria con respecto a la lateralidad y las buenas bases de lectoescritura y matemáticas para que luego no nos tengamos que echar las manos a la cabeza.

Esto iba para todos los profes que había en la sala, que fue genial saber que había unos cuantos!!!!!

“A finales de Educación Infantil es muy importante saber si el niño es diestro o zurdo y así poder detectar a tiempo niños que NO se han definido correctamente”

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This